EL BLOG DE PEDRO RIQUELME ESTILISTAS.

EL BLOG DE PEDRO RIQUELME ESTILISTAS.

   Es raro que aún no me hubiese lanzado a escribir un blog de Pedro Riquelme Estilistas, llevo años metida en esto del blogging, escribiendo sobre moda, belleza, manualidades… pero siempre como hobby, es cierto que me lo había planteado muchas veces, pero no ha sido hasta ahora, con el lanzamiento de nuestra página web, que nos hemos dado cuenta de la necesidad de hacerlo, hay muchas historias detrás de la pelu que merece la pena contar.

Pedro y Mary de Pedro Riquelme Estilistas

Tal vez la primera historia que debería contar es la nuestra y cómo empezó todo.

Pedro y yo tenemos una peluquería en Cartagena, nos conocimos hace dieciséis años, nos enamoramos y desde el principio supimos que trabajaríamos juntos… ¿Sabéis esa sensación cuando te presentan a alguien y parece que lo conoces de toda la vida? Pues eso nos pasó a nosotros… y dieciséis años después aún nos dura. Mucha gente nos pregunta si somos hermanos, NO, somos pareja y SI, estamos 24 horas juntos 🙂

Abrimos la peluquería en 2003, con mucha ilusión pero muy poca experiencia. Siempre nos ha ido bien, no me quejo, pero ha sido poco a poco que nos hemos enamorado de la profesión.  Hoy en día tenemos muchas más ganas de aprender y seguir disfrutando de nuestro trabajo.

Pedro se ocupa de la peluquería y yo del gabinete de estética. El fuerte de pedro son las relaciones sociales, la artesanía en el cabello y la fotografía, mis fuertes son el maquillaje, la gestión y las redes sociales. Juntos nos complementamos y damos vida a esta locura de empresa que tantas alegrías y quebraderos de cabeza nos da.

Por supuesto no todo ha sido un  camino de rosas, recuerdo que hace unos años sufrimos una crisis profesional importante…  veíamos nuestro trabajo como algo superficial, no nos llenaba… ¿Qué aportábamos con nuestro trabajo al mundo? Llegamos a plantearnos dejarlo. Pero de repente alguien nos dio las gracias por hacerla sentir bonita en un momento muy malo de su vida, hoy esa persona no está ya con nosotros… pero nos dejó el mejor de los regalos, comprendimos que con nuestro trabajo, ayudamos a la gente, la hacemos sentir bien consigo misma y le damos seguridad en los momentos más importantes de su vida. En realidad tenemos una gran responsabilidad, nuestro trabajo es importante para el mundo y nos sentimos agradecidos por ello.

Nuestro día a día es un poco locura, tenemos dos nenes que se están criando entre rulos, cepillos y se pasan el día corriendo entre las piernas de nuestras clientas, gracias a su paciencia, la ayuda de nuestro equipazo y la bendita suegra  sobrevivimos, tener un negocio y criar no es fácil, pero todo pasa tan rápido que no queremos perdernos nada, aunque acabemos cazando moscas :)))

Aníbal de Pedro Riquelme Estilistas

La gente nos pregunta muchísimo cómo aguantamos todo el día juntos sin matarnos y la verdad es que no lo se, nos llevamos muy bien, Pedro y yo somos muy distintos, pero opinamos lo mismo de las cosas importantes y eso simplifica mucho las cosas, en realidad discutimos poquísimo y cuando lo hacemos siempre es por cosas de trabajo, lo hablamos, lo solucionamos y nos vamos a casa.

Pedro Riquelme Estilistas no sería nada sin su equipo, Tania, Patry y Ana son nuestras manos y pies, están muy implicadas en nuestro proyecto y la verdad es que son estupendas, todo el mundo nos lo dice, son muy majas, responsables y profesionales como la copa de un pino. A las tres las conocemos desde hace más de diez años y la complicidad y buen rollo que reina en nuestro equipo son algo que valoramos muchísimo y que cuidamos todos los días.

Equipo de Pedro Riquelme Estilistas

Espero que os haya gustado nuestro post de presentación, si las musas me acompañan habrá uno nuevo cada semana, donde os iré contando cómo trabajamos a nuestras novias, los servicios estrella de la pelu,  eventos, sesiones de fotos y demás cosas que se nos vayan ocurriendo.

Un beso y hasta la semana que viene.

 

No Hay Comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.